Agotados las 12.000 dorsales para los 21,097km

Madrid es una ciudad acostumbrada a los récords. Y su gran evento de running popular no iba a ser menos. El EDP Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón & ½ se supera cada año en calidad y cantidad. De ello son prueba irrefutable los números que arroja sobre el asfalto. 2016, por supuesto, no iba a ser menos.

Quedan casi dos meses para el pistoletazo de salida (24 de abril) y los que tuvieran pensado alistarse en la distancia intermedia del programa tendrán que dejarlo para el año que viene. Ya dijimos que había que ser rápido no solo entrenando, también tecleando nuestros datos en www.edprocknrollmadrid.com y reservando un dorsal, porque los 12.000 disponibles para los 21.097m… ¡Han volado!

Bueno, que no cunda el pánico (no demasiado, al menos): todavía queda hueco en el 10K y el maratón, la estrella, el que da sentido a este homenaje al atletismo popular. Eso sí, lo mismo de siempre; conviene no arriesgarse demasiado pues el ritmo de inscripciones es, digámoslo así, muy keniata. O muy rock & roll star.

No es casualidad que ‘la media’ haya despertado las piernas de una docena de miles de amantes de las zancadas. La organización ha hecho esfuerzos por implementar la carrera en todos los aspectos; el participativo (reforzando las atenciones al participante y poniendo todo a su disposición para que la experiencia sea sublime) y el cronométrico.

En este último aspecto, el de la elite, todo hace pensar (invita a ello la calidad de los atletas con lo que se mantiene contacto y cuyos nombres os haremos llegar tan pronto como sea posible) que al récord (1:03:32) hay que buscarle un buen seguro de jubilación. Se atacará sin contemplaciones, buscando una marca acorde con los topes vigentes en sus hermanas pequeña (28:56 de D. Haile Gebrselassie) y mayor (2:09:15, Ezequiel Kiptoo).